VÍA FERRATA JOHN HOGBIN
Expande tu diversión con esta alucinante ferrata que hará sentirte como un auténtico aventurero en la montaña.
Ficha técnica
- Lugar: Tajo de la Miel (Zafarraya).
- Dificultad: Tramo Norte, Fácil K2-K3. Tramo Sur, Medio, K3-K4.
- Duración: 4 horas.
- Obstáculos: Puente tibetano, paso de mono, tirolinas, escalas y péndulo.
- Recorrido: 550 m.
- Desnivel: Tramo Norte 88 m. Tramo Sur 54 m.
- Tiempo aproximación: 5 min.
- Tiempo retorno: 20 min.
 
Precios
  • 1 persona: 180€
  • 2 personas: 90€/pax
  • 3 personas: 60€/pax
  • 4-5 personas: 45€/pax(€)
  • Mayor a 5 personas: Consultar(€)
Tarifa extra
Picnic Básico - 15€
Picnic Premium - 20€
Reportaje Influencer (adaptado a redes) - 150€
Streaming del evento (según condiciones y coberturas) - 250€
Reportaje Drone (zonas no restringidas) - a consultar
Producción y montaje profesional - a consultar
Desplazamiento Hotel-Evento-Hotel - a consultar

Descripción
¿QUÉ INCLUYE?
- Monitores y/o monitoras profesionales titulados.
- Seguro de responsabilidad civil y seguro de accidentes.
- Material individual necesario para cada participante.
- Material colectivo que portarán nuestros monitores.
- Reportaje fotográfico básico.
 
¿QUÉ NECESITAS?
- Botas o zapatilla deportiva: Recomendamos bota por la dureza de la suela a la hora de progresar por los peldaños y su caña media o alta que protege el tobillo.
- Ropa cómoda: Acorde con la actividad y la época del año en la que nos encontremos.
- Gafas de sol y protector solar.
- Mitones: guantes de protección en los dedos (muy recomendable).
- Picnic: Agua, frutos secos y/o barrita energética por si apetece durante la actividad. Bebida y comida para después de la actividad.
 
PUNTOS DE ENCUENTRO
- Si vas directamente a la actividad en tu propio vehículo pincha aquí.
- Si quieres o necesitas transporte consulta con nosotros.
 
HISTORIA Y FERRATA
La vía ferrata John Hogbin aparece con la idea de promocionar el turismo activo y saludable en Zafarraya. Fue inaugurada junto al área recreativa Las Parideras, en febrero de 2020, un mes antes de que España entrara en estado de alarma, en memoria del montañero John Hogbin, natural de Gran Bretaña y residente en Zafarraya desde los 11 años.
 
En 2011, una avalancha ocurrida en el valle de San Juan, perteneciente al Parque Natural de Sierra Nevada, sepultó a varios montañeros, entre ellos Hogbin. Después de incesantes búsquedas, sus amigos encontraron su cuerpo, tres meses después, durante el deshielo. El pueblo de Zafarraya ha querido transmitir a toda su familia, que John y sus valores morales siguen estando con nosotros “brillando desde la altura”.
 
La dificultad del tramo norte es K2 con algunos tramos K3 mientras que el tramo sur es K2 salvo un pequeño desplome K3 y un corto pasamanos (evitable) K4 en una escala del uno al cinco siendo 5 la mayor dificultad. La vía ferrata John Hogbin está considerada una vía ferrata de iniciación de largo recorrido.
 
John Hogbin Tramo Norte comienza con un tramo de peldaños vertical K2 o con otro tramo de peldaños, también verticales, más exigente. Ambos desembocan en una tirolina de unos 50 metros. Continúa por una fisura vertical que nos lleva a una segunda tirolina de 45 metros, que enlaza a su vez con otra tercera tirolina de 17 metros que acaba en el suelo. (Todas las tirolinas son opcionales).
 
A partir de aquí podemos usar una vía de escape o afrontar el último tramo consistente en una escala vertical de cadenas que nos lleva a un péndulo-bisagra que nos deja a escasos metros del final.
 
John Hogbin Tramo Sur comienza con el ascenso de una escalera en diagonal o “escalera al cielo” que nos deja en un pequeño pasamanos de cadenas K4/5 evitable mediante un cable paralelo donde podemos montar una polea. Después ascenderemos por otro tramo vertical que termina en un puente tibetano. Un puente tibetano es una construcción de 4 cables de acero trenzado dispuestos en forma de rombo. Un cable para los pies, dos para las manos y uno sobre nuestras cabezas como línea de vida. El puente tibetano de la vía ferrata John Hogbin mide unos 15 metros.
 
Una vez superado llegamos a un tramo vertical ligeramente exigente en su inicio que pierde intensidad a medida que ascendemos, terminando en un paso de mono. Un paso de mono es una construcción de 3 cables de acero trenzado. Un cable para los pies y dos sobre nuestras cabezas, uno para las manos y otro como línea de vida. El paso de mono de la vía ferrata John Hogbin mide unos 7 metros.
 
A continuación llegamos a una oquedad en la roca que termina en otro péndulo con una cadena vertical. Finalmente nos queda superar el último tramo vertical por una pared donde podremos usar los peldaños o la roca.
 
Extras
Lo primero que llama la atención de la vía ferrata John Hogbin es la sensación de estar dentro de una obra de arte, debido a las pinturas sobre árboles y piedras, estilo “Land Art”, realizadas por el artista Jes Gamart. Serpientes, corazones, caracoles, guían hasta el inicio de la ferrata.
 
Uno puede notar el “buen rollo” con el que ha sido diseñada y construida esta ferrata. Las manos de los maniquíes montados sobre el tramo más complicado son ejemplo de la filosofía de ayudar a quien lo necesite.
Existen zonas para montar diferentes rápel pero sin duda, hay uno, guiado por un cable para añadir más tiempo de vuelo a nuestra aventura.